Warning: Creating default object from empty value in /home/solidaridaduser/programasantalucia.org/wp-content/plugins/cleaner-gallery/cleaner-gallery.php on line 84
Antecedentes – Programa Santa Lucia

Antecedentes

El Barrio Santa Lucía (antiguamente conocido como La Mosca) pertenece al Sector de Cienfuegos del Municipio del Ayuntamiento de Santiago de los Caballeros y está situado en el extremo noroeste de la mancha urbanizada de este.

Se trata de uno de los barrios más vulnerables de Santiago, ya que se sitúa muy cerca del vertedero municipal de Rafey, recientemente conocido como “Complejo para el Tratamiento Integral de Residuos sólidos, Ecoparque Rafey”. Tiene su origen a comienzos de los años 90’s, al realojarse en sus terrenos un grupo de personas que ocupaban una zona en la Colina de Cienfuegos. Posteriormente, con la creación del vertedero, en 1986, y la crisis de las Zonas Francas, a comienzos de esta década, el número de habitantes fue creciendo.

La conformación del barrio surge de las propias necesidades de los y las primeros/as pobladores/as de establecerse en un lugar desde donde podrían ejercer sus actividades laborales y organizarse en familias. Se trata, pues, del barrio más próximo a la zona de depósito y tratamiento de las 800 toneladas diarias de desechos sólidos provenientes del municipio de Santiago, lo que lo convierte en un terreno de alto riesgo para la salud y habitabilidad de las familias establecidas.

En la actualidad cuenta con 2.445 habitantes distribuidos/as en 489 viviendas (datos del año 2008). Su vida se organiza alrededor del vertedero y de las actividades que de él se derivan (recolección y reciclaje de basura).

Los antecedentes del Programa Integral de Mejoramiento del Barrio Santa Lucía se remontan al año 2005

El 13 de septiembre de ese año, el Alcalde de Santiago de Compostela, Xosé A. Sánchez Bugallo, visitaba la ciudad de Santiago de los Caballeros con motivo del Centro Iberoamericano de Desarrollo Estratégico Urbano–CIDEU.

Los entonces alcaldes del Santiago de Compostela y Santiago de los Caballeros, Xosé A. Sánchez Bugallo y José Enrique Sued respectivamente, firmaban un acta de hermanamiento de ambas ciudades: el primer Santiago de Europa y el primer Santiago de América.

El hermanamiento incluía también un acuerdo de cooperación entre las dos ciudades, que perseguía desarrollar planes comunes en los aspectos urbanos, turísticos, económicos y patrimoniales.

Un año después, en julio de 2006, ambos Santiagos firmaron un convenio de hermanamiento con tres objetivos primordiales para la ciudad dominicana: trabajar en el desarrollo de su centro histórico, desarrollar planes para fomentar el turismo y obtener colaboración en materia de gestión de residuos sólidos.

Por aquel entonces, Santiago de los Caballeros comenzaba a tener problemas con la gestión del vertedero municipal, cuyos humos dejaban atrás los barrios periféricos, acercándose cada vez más al centro de la Ciudad Corazón.

De hecho, dentro de este convenio se manifestaba que la Alcaldía de Santiago de Compostela se comprometía a apoyar al Ayuntamiento de Santiago de los Caballeros en el diseño y puesta en operación inicial de una consultoría de Educación Ambiental, así como a procurar apoyos, dentro de las entidades públicas dedicadas a la cooperación al desarrollo en España, para que se realizase otra consultoría ateniente a la Gestión Integral de Desechos Sólidos.

El Ayuntamiento de Santiago de Compostela trasladó entonces las inquietudes en materia de tratamiento de residuos sólidos urbanos de su homónimo dominicano a la Xunta de Galicia, el Gobierno de la Comunidad Autónoma de Galicia, España.

La Xunta de Galicia cuenta con una herramienta dedicada a la cooperación al desarrollo, la Cooperación Gallega, departamento que en la actualidad forma parte de la Dirección General de Relaciones Exteriores y con la Unión Europea, pero que por entonces -año 2006- pertenecía a la Secretaría General de Relaciones Exteriores.

Al año siguiente, en septiembre de 2007, este departamento del Gobierno Gallego firmaba un convenio de colaboración con la Sociedad Gallega del Medio Ambiente (SOGAMA), para la ejecución del denominado Proyecto de Apoyo a la Implementación de mejoras en el tratamiento de residuos en la República Dominicana.

Una primera consultoría

La Sociedad Gallega del Medio Ambiente, SOGAMA, es una empresa pública autonómica creada en el año 1992 como un instrumento al servicio de la política ambiental, que trabaja con los ayuntamientos gallegos en materia de gestión de residuos (prevención y reciclado, competitividad e innovación tecnológica y promoción y fortalecimiento de programas de educación, concienciación y sensibilización ambiental).

A través de este acuerdo con la Xunta de Galicia, SOGAMA se comprometía a “realizar actividades encaminadas a apoyar la protección y mejora de la calidad del medio ambiente, mediante el tratamiento de los residuos sólidos urbanos”, inicialmente en dos ciudades de la República Dominicana: Santiago de los Caballeros y Puerto Plata.

En el acuerdo se destacaban una serie de actividades a realizar por SOGAMA encaminadas a la sensibilización de la población, a “dar soluciones económicas para las familias que viven de los ingresos generados por los trabajos realizados en los vertederos y a reforzar las capacidades institucionales y técnicas” en materia de gestión de residuos sólidos.

La parte técnica

En una primera visita, la técnica enviada por SOGAMA elaboró un diagnóstico de las capacidades de las/os técnicos/as del Municipio del Ayuntamiento de Santiago de los Caballeros y de la situación del vertedero de Rafey.

En esta línea de trabajo se implicaron los/as técnicos/as de la Dirección de Gestión Integral de Residuos Sólidos (CASA-GIRS), departamento del Municipio del Ayuntamiento de Santiago que se encarga de implementar el Sistema de Gestión Integral de Residuos de la municipalidad, procurando la eficiencia y sostenibilidad en el manejo de los desechos, para garantizar una adecuada gestión ambiental y mejor calidad de vida de los/as habitantes.

Tras jornadas de trabajo común entre los/as técnicos/as enviados/as por la Xunta de Galicia y la Dirección de Gestión Integral de Residuos Sólidos, este departamento del Municipio del Ayuntamiento de Santiago resolvió tomar como modelo de gestión el de la empresa pública gallega SOGAMA.

Durante este tiempo, CASA-GIRS comenzó también una línea de trabajo encaminada a avanzar hacia una modalidad de tratamiento y disposición final de residuos sólidos, en la que se contemplaba convertir el antiguo vertedero de Rafey en un moderno Complejo para el Tratamiento Integral de los Residuos Sólidos, que se denominaría Ecoparque Rafey. Se trataría del primer equipamiento ambiental para el tratamiento integral de los residuos municipales que se construye en la República Dominicana.

En la creación del Proyecto del Complejo para el Tratamiento Integral de los Residuos Sólidos de Santiago, fue significativo el apoyo de la cooperación técnica internacional, específicamente de la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA) y de la Junta de Andalucía (España). La JICA ha acompañado el proceso de transformación del vertedero de Rafey en un relleno sanitario desde la implementación del plan de mitigación en el 2005 y se proyecta su continuación a largo plazo. El proyecto ha contado con la visita de tres misiones técnicas de expertos japoneses, la última de las cuales certificó el proceso que se implementa actualmente en el Ecoparque.

El objetivo del proyecto es gestionar el tratamiento y disposición final de los residuos sólidos de Santiago en una modalidad que permita el máximo aprovechamiento de los residuos con criterios de protección ambiental, asegurando la extensión de la vida útil de Rafey, hasta su cierre en la forma de parque arborizado. El complejo ocupa una superficie total aproximada de 642.733 m² y se proyecta una vida útil hasta 2027.

Mientras la cooperación japonesa se encargaba de la parte técnica, la Xunta de Galicia centró sus esfuerzos en el desarrollo social integral de las personas residentes en asentamientos cercanos al proyecto: se trataba de los inicios del Programa Integral de Mejoramiento de Barrio Santa Lucía.

La parte social

Los/as técnicos/as del Gobierno Gallego, en esta primera visita, también dedicaron un tiempo a realizar varias jornadas de trabajo con la sociedad civil, sobre todo con las comunidades más vulnerables, las que moraban pegadas al vertedero de Rafey, así como las personas que trabajaban en el mismo, recolectando desechos sólidos.

En la consultoría final que realizó la técnica enviada por Sogama a Santiago de los Caballeros, se identificaba claramente la importancia de trabajar en el componente social, es decir, en el mejoramiento de las condiciones de trabajo de los/as recicladores y recicladoras, y en el desarrollo integral de los asentamientos humanos cercanos al relleno sanitario del vertedero de Rafey: las familias que vivían en el Barrio Santa Lucía, que por entonces era conocido como La Mosca, por la gran cantidad de estos insectos que se encontraban en la zona.

De esta segunda línea de trabajo nacía el Programa Integral de Mejoramiento del Barrio Santa Lucía, un programa de desarrollo integral cuya duración se estimó en tres años.

La llegada de la Cooperación Gallega

La Cooperación Gallega llegó a Santiago de los Caballeros el 1 de junio de 2008 con la intención de trabajar por la mejora de las condiciones de vida de los/as recicladores y recicladoras del vertedero de Rafey, pero con un enfoque de familia: esto es, un trabajo dirigido también a la comunidad de Santa Lucía.

De esta manera, los/as técnicos/as enviados por la Xunta de Galicia, siguiendo la visión de desarrollo de la Cooperación Gallega, comenzaron por identificar las ONG para el Desarrollo que trabajaban en Santiago de los Caballeros, y que poseían experiencia probada en materia de saneamiento y habitabilidad, salud comunitaria, desarrollo productivo y fortalecimiento de la sociedad civil.

Para trabajar el componente de Agua, Saneamiento y Habitabilidad dentro del Programa se identificó la ONG española Asamblea de Cooperación por la Paz (ACPP), que ya tenía varios proyectos en funcionamiento en República Dominicana. ACPP comenzó a trabajar en el proyecto de Agua, Saneamiento y Habitabilidad junto con su contraparte local, la ONG dominicana Junta de Asociaciones Campesinas “Rafael Fernández Domínguez” (JACARAFE).

En el Proyecto de Salud Comunitaria comenzó a trabajar la ONG dominicana Fundación de Desarrollo Loma y Salud (FUNDELOSA); y para coordinar el Proyecto de Educación Profesional y Desarrollo Productivo se identificó a la Cámara de Comercio y Producción de Santiago, que contaba con sobrada experiencia en este campo.

Para el Proyecto de Fortalecimiento Institucional de las Organizaciones de la Sociedad Civil se contó con la ONG dominicana Fundación Solidaridad, que contaba con décadas de experiencia en el empoderamiento de las comunidades para la gestión del propio desarrollo.

De esta manera, se pone en funcionamiento el Programa Integral de Mejoramiento del Barrio de Santa Lucía, impulsado y promovido por el Ayuntamiento de Santiago de los Caballeros, coordinado y cofinanciado por la Xunta de Galicia (España) y ejecutado por cuatro organizaciones dominicanas y una española. El objetivo: mejorar las condiciones de vida de las 2.500 personas que viven en el Barrio de Santa Lucía, en la ciudad de Santiago de los Caballeros (República Dominicana) y de los recicladores y las recicladoras que trabajan en el Ecoparque Rafey.

Año 2010: la llegada de un nuevo actor al Programa

En el año 2010, además, la Xunta de Galicia implicó como nuevo actor del Programa a la Fundación Galicia Innova, una organización sin ánimo de lucro que trabaja en diversos ámbitos sectoriales: Cooperación Empresarial, Gestión Sanitaria, Turismo, Gestión Ambiental, Seguridad Alimentaria o Gestión Social, entre otros.

Dentro del Programa Integral de Mejoramiento del Barrio Santa Lucía, la Fundación Galicia Innova trabaja en el fortalecimiento de dos componentes: la línea de Educación Profesional y Desarrollo Productivo que ejecuta la Cámara de Comercio y Producción de Santiago; y la línea de Salud Comunitaria, que ejecuta FUNDELOSA. Además, esta entidad gallega es también la encargada de apoyar al Municipio del Ayuntamiento de Santiago en el desarrollo del Plan Empresarial de la Planta de Gestión de Residuos Sólidos de Santiago (Plan logístico desde los puntos de generación, Plan de producción, Plan económico–financiero, Estructura organizativa y directiva, entre otros).

© 2010 Programa Santa Lucia. Todos los derechos reservados.