Warning: Creating default object from empty value in /home/solidaridaduser/programasantalucia.org/wp-content/plugins/cleaner-gallery/cleaner-gallery.php on line 84
Ayuntamiento – Programa Santa Lucia

Ayuntamiento

El Municipio de Santiago sobrepasa los 800 mil habitantes y alberga la segunda ciudad en importancia del país, Santiago de los Caballeros, la cual es un polo regional que concentra las actividades productivas y de gestión de la región del Cibao (Norte).

El Ayuntamiento de Santiago inició en 2005 un proceso de reforma institucional con el objetivo de fortalecer su capacidad de dar respuesta a las principales necesidades del Municipio.

Una de las más acuciantes necesidades era la implementación de un Sistema de Gestión Integral de Residuos Sólidos que procurase la eficiencia y sostenibilidad en el manejo de los residuos, y así garantizase una adecuada gestión ambiental y mejor calidad de vida de los/as habitantes del municipio.

La problemática del vertedero de Rafey

La disposición final de residuos se realizó durante décadas -desde mediados de los 70´s, vertiendo directamente sobre el terreno, a cielo abierto, en el vertedero de Rafey, zona completamente pegada al Barrio Santa Lucía (antigua La Mosca). En Rafey se han vertido todo tipo de residuos, sin recibir ningún tratamiento o separación, incluyendo residuos hospitalarios. Además de los camiones recolectores del Ayuntamiento y de las compañías contratadas, han depositado desechos en el vertedero camiones con residuos de negocios y empresas de diversa índole. El vertido se realizaba en cualquier lugar de Rafey, incluyendo el camino de acceso.

Esto causó serios problemas ambientales y de salud, no sólo a las comunidades circundantes, sino también en barrios periféricos de la ciudad de Santiago.

Comenzando el año 2005, los humos tóxicos provenientes del vertedero de Rafey llegaban también al centro de la ciudad. Fue entonces cuando el Municipio del Ayuntamiento de Santiago creó la Corporación de Aseo de Santiago (CASA), departamento constituido con la misión de implementar la Gestión Integral de los Residuos Sólidos y así buscar una solución definitiva a la contaminación que causaba el vertedero de Rafey.

En noviembre del 2005, la Secretaría de Medio Ambiente recomendó la transformación del Vertedero de Rafey en un relleno sanitario, con un horizonte de corto plazo de 5 a 7 años, en lo que se buscaba otro lugar para la construcción de un relleno que operara al cierre de Rafey.

Ante dicha recomendación, el equipo técnico de CASA-GIRS, con apoyo de la Agencia de Cooperación Internacional de Japón, la JICA, se concentró en realizar los estudios técnicos y mediciones necesarios para evaluar la factibilidad de transformar el vertedero en un relleno sanitario. Un año de estudio demostró que no sólo era factible esta posibilidad sino que su vida útil podía extenderse por más años de lo que se había recomendado. Con esta posibilidad, se vislumbró también el aprovechamiento energético del manejo de los residuos y la reconversión paulatina de los terrenos del relleno en lugar de esparcimiento, configurándose como un Ecoparque.

Además del trabajo que el departamento de CASA-GIRS realizó en la mejora del sistema de recolección y transporte de los residuos sólidos urbanos de Santiago (los equipos estaban obsoletos; faltaban rutas y horarios de recogida; el personal operativo no poseía conocimientos técnicos del proceso; no existía coordinación entre los horarios del transporte y los horarios de limpieza; y las compañías contratadas para la recolección actuaban sin apenas ser supervisadas por técnicos del Ayuntamiento), sus técnicos dedicaron la mayor parte de sus esfuerzos por entero al diseño, construcción e implementación del que sería el Complejo para el Tratamiento Integral de los Residuos Sólidos de Santiago Ecoparque Rafey.

Durante cinco años se avanzó hacia una modalidad de tratamiento y disposición final de residuos sólidos, con el objetivo final de convertir el antiguo vertedero de Rafey en el moderno Ecoparque Rafey.

Se trata del primer equipamiento ambiental para el tratamiento integral de los residuos municipales que se construye en la República Dominicana, y su finalidad es la de gestionar el tratamiento y disposición final de los residuos sólidos de Santiago en una modalidad que permita el máximo aprovechamiento de los deshechos con criterios de protección ambiental, asegurando la extensión de la vida útil de Rafey, hasta su cierre en la forma de parque arborizado. El complejo ocupa una superficie total aproximada de 642.733 m² y se proyecta una vida útil hasta 2027.

Este proyecto, en su primera etapa, abarca varios componentes:

Habilitación del conjunto Ecoparque (incluyendo carretera de acceso y vías internas, centro de pesaje y oficinas operativas, planta de tratamiento de lixiviados, centro de mantenimiento y operación del sistema de gestión de residuos sólidos y adquisición de terrenos); tratamiento y disposición final de residuos sólidos con el método Fukuoka; aprovechamiento y valorización de residuos sólidos y desarrollo social de las comunidades cercanas al Ecoparque.

En los primeros cinco años (2005-2010) se han tapado los residuos ya depositados por el método Fukuoka; se ha rehabilitado la vía de acceso y caminos internos; se han construido las celdas de relleno sanitario con adecuado sistema de recolección de lixiviados y gases; se han construido las oficinas operativas y administrativas del complejo; y se ha modernizado el centro de pasaje.

El Complejo para el Tratamiento Integral de los Residuos Sólidos de Santiago

En el año 2005, y con el objetivo de dar respuesta a una de las más acuciantes necesidades de sus habitantes, el Ayuntamiento de Santiago y la Corporación de Aseo de Santiago (CASA) crearon el Proyecto del Complejo para el Tratamiento Integral de los Residuos Sólidos de Santiago: Ecoparque Rafey, para el aprovechamiento, valoración y disposición final de los residuos sólidos del municipio de Santiago, hasta el año 2027.

El enfoque integral del programa se justifica en la atención a todos los componentes que forman parte de la gestión de residuos sólidos: generación, separación, recuperación (reutilización, reciclaje, almacenamiento, recolección), barrido, transportación, tratamiento y disposición final de los residuos.

Además de los recursos invertidos por el Ayuntamiento en la formulación y ejecución del Proyecto del Complejo para el Tratamiento Integral de los Residuos Sólidos de Santiago, ha sido significativo el apoyo de la cooperación técnica internacional, específicamente de la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA) y de la Xunta de Andalucía. La JICA ha acompañado el proceso de transformación del vertedero de Rafey en un relleno sanitario desde la implementación del plan de mitigación en el 2005, y se proyecta su continuación a largo plazo. El proyecto ha contado con la visita de tres misiones técnicas de expertos japoneses, la última de las cuales certificó el proceso que se implementa actualmente en el Ecoparque.

Por su parte, la Xunta de Galicia está apoyando al Municipio de Ayuntamiento de Santiago en la coordinación y financiación del componente social del proyecto: el desarrollo social integral de las comunidades de los asentamientos cercanos al Ecoparque, así como de los trabajadores y trabajadoras del mismo, los recicladores.

El componente social

En estos cinco años, además de trabajar la parte técnica, el Municipio del Ayuntamiento de Santiago ha contado con el apoyo de la Xunta de Galicia, España, para atender al componente social.

En el vertedero se desarrolla una intensa actividad de segregación de los residuos por parte de los recicladores y recicladoras, personas que se dedican a recuperar materiales como cartón, plásticos, metales, etc, para luego venderlos.

La mayoría de los recicladores encuentran en el vertedero su principal sustento económico. Esto supone una actividad económica intensa que forma parte importante del circuito de reciclaje informal que tiene lugar en la ciudad. El conglomerado de recicladores y recicladoras activos y activas en el vertedero realizan su trabajo en precarias e inseguras condiciones.

Además, del otro lado de la cañada que circunda el vertedero y mientras éste crecía, se ha instalado una comunidad de pobladores que hoy por hoy conforman el Barrio de Santa Lucía. Muchos miembros de estas 489 familias trabajan en el vertedero o en actividades con él relacionadas.

Con un enfoque de familia y el impulso y promoción del Municipio del Ayuntamiento de Santiago, la Cooperación Gallega ha coordinado el denominado Programa Integral de Mejoramiento del Barrio de Santa Lucía, que ejecutan cuatro entidades dominicanas y una española. Este Programa tiene como objetivo la mejora de las condiciones de trabajo de los recicladores y recicladoras de Rafey, dentro y fuera del vertedero, así como el desarrollo integral de las comunidades cercanas al relleno sanitario, las familias del Barrio Santa Lucía.

© 2010 Programa Santa Lucia. Todos los derechos reservados.